JURASSIC PARK
¡Bienvenido al JPForum en español! aqui puedes compartir tus opiniones sobre Jurassic Park y hablar de temas que te interesen,tambien tenemos una seccion para hablar del juego "Jurassic Park Operation Genesis" solo tienes que registrarte,totalmente gratuito,y leer las reglas del foro para una mejor estancia.
Diviertanse.

JURASSIC PARK

¡Entra y comparte sobre Jurassic Park, dinosaurios y mas!
 
ÍndicePortalFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Últimos temas
» What did the dinos say?
Hoy a las 4:45 am por Spinosaurus marocannus

» Tyrannosaurus rex
Hoy a las 4:17 am por Mega-Tyrannus

» Spinosaurus
Hoy a las 12:20 am por Eug3

» Taller de Alexiel
Ayer a las 4:55 am por Spinosaurus marocannus

» El rincón de Spino Maro
Jue 16 Ago 2018, 8:33 am por Spinosaurus marocannus

» Trailer de Jurassic Park versión Godzilla
Jue 16 Ago 2018, 5:45 am por DinoRevolutionFan

» Mega’s Gallery
Jue 16 Ago 2018, 12:39 am por Spinosaurus marocannus

» Huellas de Therizinosaurio en Alaska
Miér 15 Ago 2018, 2:53 pm por Mega-Tyrannus

» Disney ahora tiene a Fox
Mar 14 Ago 2018, 12:31 pm por Mega-Tyrannus

» (SPOILERS) Lo que implica el final de Fallen Kingdom para el ecosistema y el gobierno americano
Mar 14 Ago 2018, 11:43 am por Mega-Tyrannus

Palabras claves
Espinosaurio indoraptor carnotaurus tyrannosaurus mods dino juegos Genesis juego dinosaurios isla Park skin como Indominus trucos jpog velociraptor Skins allosaurus jurassic spinosaurus mesozoica tiranosaurio Operation world
¿Quién está en línea?
En total hay 24 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 21 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

DinoRevolutionFan, Eug3, jpog2000

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 218 el Miér 10 Ene 2018, 3:25 pm.

Comparte | 
 

 Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.

Ir abajo 
AutorMensaje
Carno-BoneBreaker
Cría
Cría
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 28

MensajeTema: Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.   Dom 11 Oct 2015, 4:51 pm

Mis demonios me han obligado a continuar con esto .-. Pero no me arrepiento, simplemente mi imaginacion no descansaba sin volver a este magnifico y cruel mundo:
PROLOGO.
Viernes 29 de enero de 2017
Vi como mi vida podía llegar a su fin, un infectado de más de 3 metros lanzo un auto directo a la entrada de la casa de Ann, los demás infectados empezaron a volar por los cielos y lo vi: se erguía como un enorme gorila lleno de músculos, no tenía ni pelo ni mandíbula, era un completo Tank, agarre mi Ak-47 y le empecé a disparar, no parecía hacerle daño alguno.


Agarre el lanzacohetes y Zeen agarro el lanzagranadas, nos dirigimos de inmediato a la puerta, vimos como Axel, Secio, Omar y Zanae trataban de derribar a un infectado enorme, cargue el lanzacohetes.
-¡Apártense!- Grite con las pocas fuerzas que tenía, le apunte y el disparo me dejo sorda.


Vi como Ann saco un lanzacohetes, nos partamos de inmediato y pude ver como el disparo le dio directo al Tank, y también mato a los demás infectados que estaban ahí, perdí la conciencia y me quede completamente dormido.


El sol ya estaba en su apogeo, por lo cual debería ser medio día, mi ropa estaba completamente manchada de sangre, voltee a mí alrededor y no vi a nadie, deberían estar adentro de la casa. Entre y no vi a nadie, empecé a buscar en el comedor, en el sótano, en las habitaciones y no vi a nadie, hasta que llegue a una nueva puerta color blanco, tenía una marca de una mano con sangre en la perilla, la gire y adentro estaba una silla y una televisión, me senté y un video se empezó a reproducir, empezó a poner imágenes de todo lo que había pasado en los últimos días, pero empezó a poner imágenes de lo que yo había vivido antes, cono conocí a Ann, muchos recuerdos con mi familia, y mientras las imágenes pasaban, pude ver como la pantalla se tornaba de un color cobre, como si se estuviera oxidando, las imágenes cesaron, y apareció una imagen que me dejo helado: La ciudad entera estaba en llamas, se podían escuchar los gritos de la gente pidiendo ser salvada, y unos jets pasaban, y solo se oía el sonido de las bombas cayendo, matando a todos los que seguían vivos, NO PUEDES SALVARLOS, apareció esa frase ,mientras la pantalla se rompía.


¡Despierta, vamos, despierta!- Escuchaba los gritos de Ann, mientras recobraba la conciencia, abrí los ojos por completo y vi muchos infectados, Ann me ayudo a levantar, me dio mi Ak-47 y empecé a disparar aun adormilado.
Seguíamos disparando, pero parecía no cesar nunca, apareció otro Charger y con el lanzagranadas lo elimine, ya estaba completamente despierto, pude ver a mi alrededor como todos peleábamos, excepto, por mi sobrina y Fabiola, que estaban preparando la escapatoria, llegaban más infectados, me estaba quedando sin cargadores, y entonces, volví a escuchar ese sonido infernal, el rugido del Tank, se acercaba peligrosamente, y ya no teníamos las armas poderosas.
El Tank ingreso al patio, le disparábamos con todo lo que teníamos.
-¡Retrocedan!- Grito Zeen con desesperación, pues vio que no le hacíamos mucho daño
Pero sirvió en vano, el Tank lanzo una piedra que impacto directamente a Zanae. Solo pude escuchar el grito desgarrador de Zeen.
Cargue el lanzagranadas que trae el Ak-47, y le dispare directo al Tank, sirvió muy poco, ya estábamos a punto de llegar a la casa, cuando vi que el Tank cayó directo en el piso.
-¡Ann, ayuda a Zeen a quitar los escombros para que Zanae pueda salir! ¡Omar, Secio y yo acabaremos con los que quedan!
Acabamos con los infectados que seguían en el patio, entramos a la casa y lo primero que vi fue a Zeen tratando de curar a su hermana.
Fui a hablar con Ann, ella me dijo que Zanae no sobreviviría, el impacto le destrozo muchos órganos internos. Zeen trataba de consolar a su hermana, aunque ella también sabía que no viviría.
Fui hacia ella, Zanae se veía realmente mal, Zeen seguía llorando mientras sostenía las manos de su hermana que estaba recostada en el sillón, sabía que cuando muriera, se convertiría en una más de esos horribles monstruos.
-¡¿Qué puedo hacer por ella?!- Me volteo a ver, con los ojos hundidos en un mar de lágrimas, mientras su hermana aún tenía algo de vida.
-Déjame a solas con ella, solo yo sé lo que hay que hacer.
-Tengo miedo a estar sola, no la puedo dejar ir.
-No lo harás, ella siempre estará contigo, y nosotros ahora somos como una familia, te protegeremos.
Se despidió de ella, le dio un beso en la mejilla y un abrazo, Zanae le dijo que todo estaría bien, mientras tosía algo de sangre. Ann se llevó arrastrando a Zeen, les dije que cerraran las puertas de la sala y que Erika no se acercara, se alejaron lo suficiente.
-Créeme que esto no es algo fácil para nosotros-Le dije mientras me sentaba en la silla que estaba al lado-Pero mereces un final feliz, sin convertirte en uno de ellos.
-Lo sé, te lo agradezco, sé que nunca hablamos mucho, aunque solo fueron dos días, en verdad te agradezco por todo. Pero si llegas a tocar a mi hermana, en verdad lo lamentaras.
-No te preocupes, la cuidare tal como tú lo hiciste.
Saque mi revolver y sin temblar ni un solo momento le dispare en la cabeza, no me arrepentí. Solo pude escuchar como Zeen lloraba, me dolió hacerlo, pero todos merecemos tener aunque sea un solo sueño feliz.
Abrí la puerta, les dije que me dieran una manta y que se pusieran a cavar un hoyo en el patio.
Eran aproximadamente las 8 de la mañana y ya habíamos enterrado a Zanae, debíamos seguir nuestro camino. Me di cuenta que solo había 2 autos, uno estaba averiado y el otro no nos llevaría a todos.
-Debemos seguir, pero no con un auto, necesitamos mínimo 3, habrá que conseguirlos- Dije mientras cerraba la puerta del garaje, la verdad ya estaba preocupado.
-Tienes razón, debemos avanzar y buscar algunos autos, debemos seguir rumbo hacia el norte, le prometí que lo haría.
Volver arriba Ir abajo
Carno-BoneBreaker
Cría
Cría
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 28

MensajeTema: Re: Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.   Miér 14 Oct 2015, 10:55 am

Capítulo 1-EL VELO DE LA MUERTE.
VIERNES 29 DE ENERO DE 2017
Decidimos que lo mejor era buscar autos, yo sabía dónde buscarlos, cerca de mi casa hay un centro comercial muy grande, podríamos buscar otras cosas que pudieran servir, y también podría pasar a ver por ultima ves mi casa. Antes de partir tome una navaja sin que nadie se diera cuenta, la guarde en una bolsa escondida que tenía en mi abrigo azul, el plan era caminar hasta llegar al centro comercial, el plan era demasiado arriesgado porque en un centro comercial había demasiadas personas, y posiblemente sigan ahí, muertas claro está. Empezamos a caminar, no nos hablábamos desde que enterramos a Zanae, y realmente se sentía algo de tensión con todos.
Decidí no tomarle mucha importancia, pero desde que Zeen encontró malherida a su hermana, no le hablado para nada a Ann, esto podía generar problemas serios.
Caminamos durante media hora, hasta llegar al conservatorio nacional de música, había dos caminos, salir por el anillo periférico para agarrar constituyentes, o continuar por reforma.
-Yo creo que lo mejor es continuar por reforma, aunque es un poco más tardado, es un poco más seguro
-No, para nada, debemos salir hacia constituyentes, es más rápido- Secio sugería.
-Pienso igual que Secio, así ahorraremos tiempo.
-Eso sí, el riesgo es que en constituyentes salimos a una carretera, si necesitamos descansar quedaríamos descubiertos.-Ann decía algo muy cierto.
-Y yo no pienso arriesgar de esa manera a mi sobrina.-Trataba de poner orden, aunque el ambiente ya estaba muy tenso.
-Como decidas, si quieres, unos van por una vía y otros por la otra.
-Separarnos no sería lo mejor Omar, yo creo que lo mejor es ir por la vía más rápida.-Fabiola tenía algo de razón.
Entonces, como si la muerte hubiera escuchado nuestra conversación, escuche el ruido de un camión, todos volteamos a ver, y lo que vimos nos dejó horrorizados. El camión en el cual estaban algunos vivos, pero más muertos, se acercaba a una velocidad impresionante, ya en llamas y los cuerpos siendo aventados salvajemente en toda la calle, estaba en dirección hacia nosotros.
-¡Aléjense!-Les grite y como pude avente a Ann del lado de la acera, yo solo corrí desesperado hacia el túnel, cuando volteo, el camión choca contra un auto haciendo que se vuelque completamente, encerrándome en ese oscuro túnel.
No me percaté de que el camión seguía ardiendo y no faltaba mucho para que explotara.
-¡Aléjense, el camión explotara!
-¡No te dejare ahí!-Ann estaba gritando
-¡Nos veremos allá, tan solo aléjense!
-Está bien, no tardes por favor.
Corrí a través del túnel hasta que por fin llegue al final, el camión exploto y el ruido fue tal que me quede ensordecido por 3 minutos, analice mi situación, no podía dar la vuelta para reencontrarme con ellos ya este camino no desemboca en el de ellos, lo mejor sería continuar la ruta que ya había establecido.
Solo tenía mi AK-47, la Colt Python y el cuchillo

La ciudad se veía completamente destrozada, mientras más caminaba, los edificios que alguna vez lucían elegantes, ahora solo eran fosas comunes para aquellos que tenían esperanza en que los rescatarían. Sentí lastima, todos perderíamos algo a través de este mundo. Muchos ya perdieron, ¿Qué perderé yo?
Me topé con un pequeño grupo de zombis, decidí no utilizar las armas de fuego para ahorrar en caso de una emergencia, saque el cuchillo y uno a uno fueron cubriendo mi abrigo con su espesa y, ahora, negra sangre, decidí abandonar el abrigo, ya que no me seguiría siendo útil, aunque estaba haciendo un poco de frio, guarde el revolver en su funda que está en mi muslo, la AK-47 me la coloque en la espalda y el cuchillo lo deje en mi mano. Seguí caminando, al parecer ya eran como las 12 del mediodía, a este paso llegaría en 2 horas o más.
Siempre me gustó más el frio, pero hoy lo odiaba en serio, cada hora bajaba más la temperatura y mi camiseta negra no calentaba. Decidí algo arriesgado. Tendría que entrar a una tienda de ropa que estaba cerca, y ver si hay algún abrigo o algo, pero tendría que regresar un poco y meterme en un callejón algo estrecho, luego salir a una avenida algo grande y volver a un callejón. Si, era algo como un laberinto. Pero era eso o pasar frio durante unas dos o tres horas más.
Empecé a caminar de nuevo, los infectados ya no se veían en ningún lado, cruce el primer callejón y en la avenida grande había algunos autos con personas muertas dentro, algunas se suicidaron, otras fueron infectadas y se comieron a los demás, era un cementerio en el cual me sentía abrumado, deteste estar ahí. Tengo suerte de seguir luchando en este infierno, ¿pero hasta cuándo?
Cuando iba a entrar al segundo callejón, algo llamo mucho mi atención, estaban por lo menos unos 15 infectados reunidos en lo que percibí como una puerta trasera, y había alguien pidiendo ayuda, no gritaba, tan solo hablaba normalmente, agarre la Colt y de un solo disparo al aire obtuve su atención.
Se despegaron de la puerta y se acercaban a mí, de un disparo de la Colt mate a dos, otro mato a uno, el siguiente impacto a tres, pero no los mato, mi puntería estaba mal, ¿Qué me estaba pasando? ¿Tal vez el frio?
El último disparo del colt no le dio a nada, quedaban unos 4 vivos, recordé que tenía el cuchillo, pero no me serviría, estoy asustado. Mi última opción era utilizar la AK-47, la coloque en mis manos y empecé a disparar, algunas balas les dieron en los pies, y en el suelo los remate, recargue la Colt y después el Ak-47, entre en el callejón manchado por la sangre y mis balas, y en la puerta ya no se oía nada, la abrí y adentro estaba un pequeño almacén, sin luz, solo se iluminaba por la puerta abierta, empecé a escuchar un leve lloriqueo, pero no era de una witch, era un niño, empecé a buscar y lo vi, en una esquina, con sus brazos tapándole la cara, ensangrentados, su camisa desgarrada, sus rodillas completamente lastimadas.
-¿Quién te hiso esto?
-Ellos, y volverán, y estarán muy enojados conmigo, me van a lastimar más.
-No lo permitiré.- Empecé a escuchar risas, cerré la puerta en un impulso y me escondí. Abrieron la puerta, y con una linterna que traían iluminaron el lugar, eran dos hombres, algo viejos y uno de ellos tenía un machete el cual lo coloco en la puerta.
-¿Dónde está el que te salvo?, ¡Hay que agradecerle de la misma manera que a ti!
-Haber si sirve mejor que tú.
Empezaron a buscar afuera, tome la colt, la prepare, ellos escucharon el sonido, entraron y voltearon hacia el lugar donde estaba escondido, sin pensarlo dos veces dispare a través de la caja dos veces, solo una dio. Rápidamente me levante y di el segundo disparo, el cual dio en la rodilla de uno de ellos, los dos ya estaban en el piso. El niño se levantó, fue hacia la puerta, agarro el machete y se acercó a mí.
-Ten, por favor.
-Deberías salir, no querrás ver esto.
Tome el machete y él salió, tire el colt y la AK-47 a un lado, uno de ellos se empezó a reír en el suelo, se apoyó en una pared.
-¿Tratando de jugar al héroe, no niño?
Me empecé a reír a montones.
-Tú, de verdad no sabes nada. Yo no soy el héroe de esta historia, soy el peor de todos los monstruos, y tú, amigo mío, supiste como hacerme enojar.
Le rebane toda la quijada de un solo golpe, al otro le corte el estómago. Regrese con el primero.
-Sabes que es lo mejor, que esto solo durara poco.
Le corte las piernas, al segundo le arranque las manos, salí del almacén y tire los pedazos rebanados de los dos a través del callejón, dispare varias veces al cielo, para atraer a la horda y que se los comieran.
Estaba sentado, me acerque y me senté a su lado.
-Todo estará bien.
-Muchas gracias por salvarme.- Termino la frase y empezó llorar, lo abrace tratando de consolarlo, al poco tiempo se tranquilizó.
-Deberíamos irnos, tengo unos amigos, y nos están esperando.
-¿A mí también?- Dijo aun con los ojos llorosos y la voz cortada.
-Claro, no te voy a abandonar, todos somos sobrevivientes.
Me abrazo, no podía creerlo, él no podía creer que yo lo salve y que ahora lo protegería, y yo no podía creer que era la esperanza de un niño que sufrió tanto. Simplemente este mundo está loco, nos levantamos y fuimos a la tienda de ropa, agarre un abrigo para mí y él agarro algo de ropa.
Salimos hacia donde continuaba el camino, pero había una gran horda a lo lejos, parece que no se movían, no escucharon mis disparos, lo mejor era regresar y refugiarnos, y ver si mañana ya no estaban.
-Debemos regresar, no pasaremos por ahí.
-Está bien.
Empecé a buscar un buen lugar para refugiarnos, vi unos departamentos, entramos y no había nadie abajo, subimos por las escaleras hasta el séptimo piso, me asegure de que no había nadie y bloquee la escalera, empezamos a buscar un buen lugar, encontramos un departamento, entramos, deje mi colt y el AK-47, y por primera vez en mucho tiempo, sentí tranquilidad.
Volver arriba Ir abajo
Carno-BoneBreaker
Cría
Cría
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 28

MensajeTema: Re: Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.   Mar 20 Oct 2015, 2:58 pm

Capítulo 2-El peso del alma.
VIERNES 29 DE ENERO DE 2017
El departamento no era gran cosa, era pequeño, pero con que tuviera baño y una cama nos servía muy bien.
-¿Tienes hambre? No se cocinar muy bien, pero puedo hacer el intento.-Trataba de hacer que él se riera, ahora estaba a salvo, eso era lo que importaba.
-Si quieres, yo te puedo ayudar, se cocinar bien.-Su sonrisa aún era fría, seguía teniendo miedo.
-Claro, busquemos en la cocina, espero y tenga chocolates.
Empezamos a buscar comida, lo único que encontramos eran cervezas, algo de verduras y un poco de pollo.
-Bueno, preparemos un caldo de pollo, eso sí lo hacer, no muy bien, pero bueno.
-Perfecto, yo cortare las verduras y tu ve preparando el pollo.
-Sí, señor.- Solté una leve risa, parecía emocionado por preparar la comida.
Después de media hora, la comida ya casi estaba, prepare la mesa y al poco rato servimos el caldo de pollo, el cual estaba muy bueno, él comía con normalidad, pero se veía que le gustó mucho.
-¿Esta bueno, no?
-Sí, nos quedó muy bueno. Por cierto, ¿Te gusta la cerveza?
-Para nada.-Nunca me había gustado esa bebida.
-Qué bueno, a mí tampoco me gusta, ni fumar, ni nada de eso.
-Me alegro, eso significa que te gusta mantener tu cuerpo sano.
-Sí, lo único que no me gusta hacer mucho, es ejercicio, me canso muy fácil.
-Créeme, es muy cansado, por eso ya casi no hacía, bueno antes de esto.
-¿Esto? Ah, ya… Te refieres a cuando la gente empezó a matarse unos a otros como bestias.
-Sí, disfrutaba mucho mi vida antes de esto, en la semana me la pasaba estudiando, y los viernes salía con una amiga muy especial.
-¿Ella sigue con vida?
-Sí, en parte gracias a mí, pero le debo mucho a ella.
-Se ve que la amas.
-Todos dicen que se me denota mucho, yo no lo creo, ¿o sí?
-Sin duda, se ve que es una buena persona, espero conocerla pronto.
-Y lo harás, eso te lo aseguro. Por cierto, ¿cuál es tu nombre?
-Aihan, ¿Qué nombre más raro, no?
-Me parece lindo, yo me llamo Axel.
-Muchas gracias por todo, Axel.

Entonces fue cuando comprendí, que ni la peor de las tormentas puede matar a todas las flores del lugar.

Después de comer, lave los platos y él se recostó en el sillón.
-Axel, sé que posiblemente digas que no, pero, ¿me puedes curar?
Había olvidado sus heridas, y tiene razón, debo curarlo.
-Tienes razón, te debo curar.
-Aquí, o en el baño.
-Creo que la respuesta es obvia.
-Está bien, te veo en la ducha.
Eso no era lo que yo decía…
Busque alcohol y vendas, afortunadamente había un botiquín en la recamara, entre al baño y estaba de espaldas, su espalda estaba algo lastimada y sus brazos no mucho como creí.
-Bien, debo limpiar las heridas con el alcohol, y después las vendare, ¿está bien?
-Sí, solo ten cuidado por favor.
-No te preocupes, ya lo he hecho antes.
Primero remoje una gasa en el alcohol, y empecé a limpiarle la espalda, las cortadas al parecer no eran muy profundas, pero aun así debía vendarlas por cualquier riesgo de infección.
Pasados 10 minutos ya había curado su espalda, los brazos no fueron gran problema ya que eran cortaduras simples, pero aun así debía limpiarlo.
Lo siguiente era limpiar sus rodillas, y su cara. Primero enjabone su cabello, a decir verdad me gusto su tono, era un café muy claro, como el de Erika. Después tuve que limpiar sus rodillas, las cuales estaban bastante maltratadas, pero no era muy grave.
-Listo, te dejo para que te bañes, estaré afuera.
-Gracias por todo lo que has hecho por mí.
-Es mi deber, ahora yo cuidare de ti.
Salí del baño y me percaté de que no revise completamente el edificio, aunque habíamos sellado la entrada por adentro, no me confiaba mucho. Ya no le tome demasiada importancia y me senté en el sillón. Empecé a contar cuantas balas tenia del AK-47 y cuantas del Revolver. Los coloque debajo de la pequeña mesa y fui a tomar agua. Si la horda seguía ahí no había manera de que tuviéramos alguna oportunidad, lo más practico seria regresar unas calles y seguir por un camino que tiene más posibilidad de que no hubiera tantos infectados. Voltee y ya había salido, se acomodó en el sillón y me pidió un poco de agua.
-Ten, por cierto, sobre mañana lo mejor sería regresar unas calles y tomar otro camino.
-Tú eres el que sabe, yo te seguiré a donde quieras ir.
Después de un rato, se durmió en el sillón mientras platicábamos, lo cargue y lo acomode en la única cama que había, en el piso acomode algunas cobijas que había extras, y dormí abrazando el único hilo de esperanza que tenía…
Bese a todas mis esperanzas, mi alma ya pesaba por todos mis pecados, le rogué a cualquiera que estuviera escuchando y dormi…
Volver arriba Ir abajo
Carno-BoneBreaker
Cría
Cría
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 28

MensajeTema: Re: Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.   Jue 21 Ene 2016, 7:45 am

Capítulo 3-“ESPERANZA”.
SABADO 30 DE ENERO DE 2017
Desperté, angustiado debido a la horrible pesadilla que había tenido, en la cama dormía Aihan. Mire por la ventana y aún estaba oscuro, fui al baño con pesadez, me resignaba a creer que era otro día, solo es otra maldita pesadilla, mi vida. Me lave la cara, me quite la playera y admire mis heridas de tiempo atrás, cuando era diferente. Las actuales se refugiaban más en mi espalda, ya de por si marcada por las diversas batallas que había tenido.
Mis ojos, cansados de ver tantas muertes, de haber admirado lo horrorosos que somos los humanos, mis labios, arrebatados por una mujer que considere mi aliada, y que me traiciono sin dudarlo.
Mi ser, abandonado de la inocencia cuando era pequeño, de forjarme una vida dura. Pero aquí seguía, ahora combatiendo contra zombies, y quería salvarlos a todos, ellos eran más que mis amigos, eran mi familia, somos como una hermandad, y ahora deberíamos apoyarnos los unos a los otros, sobrevivir solo para morir otro día.
Me coloque de nuevo la playera, me lastime un poco debido al ataque del Charger hace algunos días, aun dolía, pero era soportable, Regrese a la recamara y Aihan seguía dormido, me recosté en la cama, yo me pregunto que abra sufrido durante estos días, realmente, me lo podía imaginar, pero no se lo preguntaría, eso lo incomodaría, y a mí también.
Volví al suelo y descanse un rato más. Pasadas unas horas Aihan me despertó, porque ya tenía hambre.
-Oye, disculpa, pero… ¿Podemos desayunar algo?
-Sí, solo deja ver que más hay.
Fui a la cocina y lo único que quedaba era cereal.
-Solo hay cereal, ¿está bien?
-Sí, yo llevo los platos
Desayunamos tranquilamente, no teníamos prisa y el tiempo no importaba, ya no importa, todo se convirtió en una pesadilla, que no acaba. Ni con nuestra muerte terminara ese dolor, volveremos y mataremos a los demás. Es el nuevo ciclo de vida.
-¿Qué crees que encontremos hacia dónde vamos?-Aihan me pregunto al acabar su desayuno, algo impaciente por salir del edificio.
-Aun no lo pienso. Tal vez esperanza, eso necesitamos
-Necesitamos más que eso, ¿no crees?
-¿A qué te refieres?
-Necesitamos a alguien que nos de esa esperanza, necesitamos a alguien como tú, un Líder.
-No me considero un líder, ¿sabes?
-Tampoco eres alguien más, ¿entonces que eres?
-Cuando lo averigüe, te lo contare.
-Espero seguir vivo.
-Yo te prometo que así será.
-Lo sé, lo sé. Pero, lo que no se es, ¿Quién eres en realidad?
-¿Quién… Soy?
-Los tatuajes, las heridas…
-Ah, ya viste mis marcas.
-Sí, me gustaría saber quién eres
-Creo que lo correcto es decirte algunas cosas sobre mí.
-Dime.
-Está bien; Hace tiempo, era un tipo de “matón”, hacia trabajos por dinero, era una buena paga, tenía un grupito, era mi novia, mi mejor amigo y otra mujer, éramos como una hermandad. Pero mi novia nos traiciono, me quede sin dinero, sin amigos, sin nada. Entonces conocí a Ann, alguien que también había sufrido demasiado, nos empezamos a tratar, nos hicimos amigos, ella me hizo mis tatuajes, simbolizan desesperación, pero también fortaleza. Me empecé a enamorar de ella, y luego paso esto.
-Que… Impactante, tu historia es triste, pero encontraste a alguien que te ama.
-No sé bien si ella me ama a mí, pero yo a ella la amo con toda mi alma.
-Lucha por ella, merecen estar juntos.
-Bueno, ya es hora de irnos, ¿listo?
-Claro, vamos.
Salimos de ese apartamento, tomamos una ruta diferente, tomaría más tiempo, pero era más segura para Aihan.
En el camino mate a algunos zombies con mi cuchillo, Aihan no quería ver cuando lo hacía, así que solo se daba la vuelta, pasadas unas horas, 3 o 4, no recuerdo bien, llegamos a mi casa.
Empecé a buscar algunas cosas, al acabar las guarde en mi mochila, salimos de ahí y caminamos hacia el centro comercial.
Había algo raro, no había ningún infectado, todo estaba silencioso, tenía un mal presentimiento de esto, y no estaba equivocado…
Al llegar al centro comercial, estaba amurallado desde una calle antes, prácticamente era imposible entrar ahí.
-¿Qué haremos? – Aihan se veía un poco preocupado, yo estaba algo nervioso pero no mucho.
-Debe de haber un ducto de drenaje, entraremos por ahí. Es una idea estúpida, pero creo que mis amigos si lograron entrar.
-Está bien, yo te sigo.
Entramos a una tienda departamental que estaba cerca del centro comercial, en la parte trasera estaba el ducto de drenaje, estos no eran muy usados, pero conectaban al centro comercial, entramos por ahí, seguimos caminando por el drenaje, al identificar la salida, con cuidado retire la tapa, salimos y le dije a Aihan que se quedara en ese lugar yo buscaría a los demás, salí de esa tienda y vi a un hombre algo alto, con un chaleco militar táctico y una M15 de asalto/control. Me acerque silenciosamente y desenfunde la Colt, le apunte en la nuca.
-¡Ayer debieron llegar un grupo de sobrevivientes, donde están!
En un movimiento rápido se giró hacia mí y aventó mi Colt, me metió un puñetazo en el rostro, estaba por meterme otro pero lo esquive, le pegue en el estómago y el desenfundo una .50 mm, me quede inmóvil.
-¡BASTA!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.   

Volver arriba Ir abajo
 
Olvidados para morir II - Dominadores de la muerte.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
JURASSIC PARK :: Alambrada principal :: Jaula del dilophosaurio-
Cambiar a: